Cuba Está Firme (espanol)

En su 50 Aniversario, La Revolución sigue con confianza y creatividad desafiando al Imperio

Esta es una traducción del artículo “Cuba Stands Firm!” escrito por John Riddell. Se publicó originalmente en la revista marxista digital canadiense Socialist Voice, en su edición Number 105, December 20, 2006. Riddell es co-editor de Socialist Voice y tiene una trayectoria larga desde los años sesenta de militancia en el movimiento de solidaridad con Cuba. La traducción al español es de Amparo Torres.

Por: John Riddell

Miles de invitados internacionales junto a 300.000 cubanos en la Habana, el 2 de diciembre 2006, celebraron el 50 aniversario del nacimiento del ejército revolucionario cubano en lucha contra la dictadura Batista, así como también el 80 cumpleaños de Fidel. Entre ellos estaban tres líderes notables extranjeros: Evo Morales, Presidente de Bolivia, el Presidente electo de Nicaragua, Daniel Ortega, y René Préval, Presidente de Haití. Todos ellos recientemente elegidos contra la voluntad del Imperialismo Norteamericano.

El Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, cuyo gobierno es un estrecho aliado, estaba en casa atendiendo asuntos propios de la elección presidencial que se efectuaría al siguiente día. Cuando se conocieron los resultados, él dedico su Victoria a la Cuba revolucionaria y a Fidel Castro. Los homenajes del Presidente, en tiempos de levantamiento de luchas populares en toda América Latina, simbolizan un giro en el camino por Cuba. La invencible isla ya no está sola.

Hablando el 2 de Diciembre, el actual Presidente Raúl Castro, reitero su continuada intransigencia gubernamental. A pesar de la descarada interferencia de Washington, “el movimiento popular y revolucionario toma fuerza a través de toda América Latina, dijo Raúl.

Los Estados Unidos, intentan anexarse América Latina por la vía del Tratado de Libre Comercio de las Americas, (TLC) (FTAA siglas en ingles) Mientras tanto el ALBA, en el esquema de la colaboración económica fraternal respaldada por Cuba, Venezuela y Bolivia, “está tomando su lugar…en beneficio de las masas desposeídas.” (Ver discurso de Raúl en http://wrl.us/raul. Respecto al ALBA, ver: Socialist Voice No. 26.)

Fidel Castro –enfermo-, envió saludos, pero no atendió la celebración. Sin embargo, el espíritu de este evento, y todo lo que ha pasado desde que Fidel se retiro de su puesto gubernamental muestra que la transición a un nuevo equipo de liderazgo no debilita la revolución.

Internacionalismo

Durante los últimos 50 años, la Revolución Cubana ha visto su destino atado a la lucha mundial contra el Imperialismo y por la solidaridad humana. Lo que ha asumido con sus escasos recursos para apoyar estos movimientos. Hoy, las ganancias del movimiento popular en América Latina está abriendo nuevas perspectivas para Cuba. Y cientos de miles de trabajadores cubanos participan en la ayuda humanitaria al exterior, incluyendo Venezuela, Bolivia, Haití, Timor Oriental, Pakistán y Africa.

Mientras tanto como anoto Raúl, los Estados Unidos, lideran su llamada “cruzada al terrorismo, rodando hacia el inevitable camino de una humillante derrota”.

En América Latina, de acuerdo con Ricardo Alarcón, Presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, “la situación actual es mejor que la que los Bolcheviques encontraron”, refiriéndose a la crisis revolucionaria que asoló a Rusia en 1917. (La Jornada, Nov.16-06)

A la inversa Cuba ha ayudado a inspirar y formar el despertar latinoamericano.

Alcances

Los logros y la creatividad en Cuba alcanzados en términos de salud, educación, deportes y actividades culturales, en biotecnología (únicos en el tercer mundo) son ampliamente conocidos.

Menos conocido es el éxito en la industria del turismo cubano en construcción de la economía domestica que abastece en dos terceras partes las necesidades de los visitantes desde dentro de la isla, comparado con la norma del 10% – 25% en cualquier otra parte del Caribe. (Hal Klepac, Cuba’s Military, Págs. 189 –190)

Cuba además ha creado el más exitoso modelo mundial de ayuda humanitaria non-intrusa, que promueve mas -que obstruye- la autonomía y el desarrollo endógeno de las naciones del tercer mundo.

Los cubanos han realizado, la mayor racionalización económica en la industria del azúcar, discutiendo los ajustes propuestos que afectaron a los trabajadores mientras se garantizaba la continuidad del sustento para todos y el apoyo total en las oportunidades educativas.

Cuba ha sido alabada por David Suzuki entre otros, como líder mundial en la producción sustentable y ecológica de alimentos sanos, basada en la garantía a los productores en la seguridad de la tenencia de la tierra.

La fundación World Wildlife, que compila data comparativa de las condiciones ambientales nacionales mundialmente respetada, ha reconocido la anotación de Castro de Diciembre 2/06, que “Cuba es “el único país sobre la tierra que reúne el mínimo de requerimientos para el desarrollo sustentable”. (Ver: http://xrl.us/wwwfreport)

El progreso de Cuba en tales campos ha continuado el décimo de 15 años de amarga penuria económica provocada por el colapso de la Unión Soviética y el creciente y agresivo bloqueo de los Estados Unidos que cuestiono la sobre vivencia de la revolución.

Poder de Trabajadores y Campesinos

La fortaleza de la revolución cubana, descansa sobre fuerzas subyacentes:

  • Gano y ha mantenido independencia en un área que el Imperialismo norteamericano considero y sigue considerando de su exclusive dominio.
     
  • Ha quebrado el control rígido de los capitalistas cubanos y extranjeros, en prioridad del bienestar del pueblo y no de provecho o beneficio privado.
     
  • Ha construido un ejército, -respaldado por una masiva milicia popular- que es leal al pueblo trabajador cubano y tiene un orgulloso récord de combate anti-imperialista en el exterior.
     
  • Ha comprometido al pueblo trabajador en el ejercicio del poder político, a través de un proceso que Alarcón llama “Parlamentarizacion de la Sociedad.” (Por una discusión plena del orden político de Cuba. Ver: Cuba: A Revolution in Motion, Socialist Voice #15.)
     
  • Ha mantenido su lealtad al compromiso del internacionalismo revolucionario a lo largo y ancho de las luchas contra la dominación imperialista y la explotación capitalista.
     
  • Y sobre todo, durante medio siglo ha mantenido un estado basado en la defensa de los intereses de los trabajadores del campo y la ciudad, y tiene abiertamente la perspectiva de avanzar hacia el Socialismo.

50 Años de Desafíos

A pesar de esto, muchos Marxistas y radicales son afilados críticos de Cuba. Sus análisis no se enfocan en los logros cubanos, pero si lo hacen sobre los rasgos que comparte Cuba con la sociedad capitalista. (Ver: Socialist Voice #99)

Muchos marxistas además culpan a Cuba por desviación del proyecto democrático de los trabajadores. Se dice que ya fue realizado en la Revolución Rusa, un estandarte al cual –la verdad sea dicha- incluso la temprana Republica Soviética, no dio la talla. Hay alguna validez a tales críticas. Cuba sufre por la explotación de inversores capitalistas y está bajo la enorme presión de las fuerzas del mercado mundial.

Malvadas características capitalistas como la desigualdad social y los prejuicios contra los negros o las mujeres, que han sido bastamente reducidos por la revolución, siguen sobreviviendo en Cuba. Ellos incluso recuperan algún piso bajo las presiones de la crisis económica de los años 1990s.

Por otro lado, el implacable gobierno de los Estados Unidos, conduce campañas para forzar el derrocar del gobierno cubano y distorsiona el orden social y los intentos de Cuba de construir democracia popular, demandando de Cuba que mantenga una postura de plena unidad nacional frente al enemigo externo.

El gobierno cubano justificadamente cree que el país estaría en peligro si diera carta blanca a las “organizaciones de derechos humanos”, o ciertas ONGs, que son de hecho, inspiradas, respaldadas y financiadas por un gobierno de EU que se ha dedicado a subyugar la isla.

Pero al final del análisis, las críticas son extrañas al punto. Cuba no puede alcanzar el socialismo dentro de los confines de una pequeña y subdesarrollada isla. No tiene sentido condenar a Cuba por no alcanzar lo imposible.

Lo que Cuba ha hecho con inigualable éxito, es terminar el dominio político de las clases capitalistas, resistir las presiones económicas del capitalismo, ganar tanto terreno como sea posible para los principios de la solidaridad humana y la producción para cubrir necesidades humanas mas que preferir el lucro y ayudar a abrir la puerta para que otros países en la región tomen el mismo camino.

Esto ha sido reconocido por Noam Chomsky, uno de los críticos de Cuba. “Cuba se ha convertido en símbolo de valerosa resistencia a atacar,” él dice. Bajo las más severas condiciones [cubanos] están haciendo cosas que otros no pueden hacer. El cita “el rol de Cuba en la liberación de Africa. Esto es un logro asombroso.” www.counterpunch.org/dwyer11032003.html)

Este hecho es ante todo el más fascinante dado que a pesar de los errores, falsos inicios y retrasos, Cuba ha persistido desafiando al Imperialismo y resistiendo la presión capitalista durante cincuenta años.

Ninguna otra revolución en la historia del mundo ha preservado tan bien su vitalidad y creatividad sobre tal periodo de tiempo. Al respecto los alcances de la revolución cubana eclipsan los de la bolchevique, que fue rápidamente dividida y deshecha por una burocracia contrarrevolucionaria.

El Periodo Especial

Aun, los últimos 15 años de duros tiempos han dejado su marca en Cuba. En 1993, el punto mas bajo de lo que los cubanos llaman “periodo especial en tiempos de paz”, la isla perdió el 30% -50% de su producción y el 80% de su capacidad de compra de importaciones en el exterior. (Klepak, Cuba’s Military, p.48) la recuperación fue constante pero dolorosamente lenta.

Lo peor está hoy superado. El consumo diario de calorías de los ciudadanos cubanos, que fue peligrosamente bajo en los peores momentos, ha sido restaurado; los cortes de electricidad son mucho menos frecuentes, el transportarse al trabajo es más fácil. La economía como un todo está en plena recuperación. Además, la crisis fue superada en gran parte gracias al ingenio y la iniciativa propia del pueblo cubano, y sin perjudicar la independencia del país. Buena razón para estar orgullosos.

Pero Cuba para sobrevivir sola en los años 90s, sin aliados y a pesar del bloqueo, tuvo que dar significantes concesiones a inversores capitalistas extranjeros y en pequeña escala a empresarios dentro de Cuba. La puerta no fue abierta plenamente al capital privado y al comercio extranjero, se mantuvo sujeta a estricto control gubernamental, pero el resultado fue un marcado crecimiento social de la desigualdad social, particularmente entre los que tenían acceso al dólar y los que no. Inclusive en los peores días, Cuba tuvo la capacidad de proveer alimentos subsidiados y vivienda, servicios de salud y educación gratuitos a todos los ciudadanos –un mínimo de subsistencia. Pero más que todo, los trabajadores y sus familias confiaron en su propio ingenio para arreglárselas.

La presión resultante tuvo que ser analizada incansablemente por los líderes del gobierno cubano. En Noviembre 2005, Castro estableció sin rodeos que “este país puede autodestruirse… y esto seria nuestra culpa.” Él enfatizo “el hurto [latrocinio de la propiedad del estado], malversación de materiales, y escurrimiento del dinero estatal hacia el nuevo rico.”

Francisco Soberón Valdés, Jefe del Banco Nacional de Cuba, explico el siguiente mes que para un trabajador hoy, “el dinero que gana… no es suficiente para comprar productos que son necesarios, pero son vendidos al precio del mercado” [i.e. no subsidiado].

Durante la misma discusión de la Asamblea Nacional, el Ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque describió como esas condiciones disminuyeron el principio socialista de “A cada cual según su trabajo” estimulando tendencias “al individualismo, para salvar su propio pellejo”.

Bajo estas condiciones, dijo Pérez Roque, “en algún grado la memoria histórica se ha perdido, una comprensión comparativa de lo que está pasando en el mundo ha perdido.” Algunos cubanos tienen ilusiones acerca del capitalismo”. –un comentario que se aplica particularmente a jóvenes que conocen solo el periodo especial. (Para ver resumen completo de la declaración del líder cubano, sobre Los Desafió que Enfrenta la Revolución Hoy. (Ver Socialist Voice No. 67, No. 69 y No. 73.)

Recuperación Económica

Para Cuba no hay escape a la presión de las fuerzas del mercado capitalista.

Cuba necesita su florecimiento del mundo de la familia, -basado en empresa-, los comerciantes, operadores de restaurantes, en lo posible. En resumen el estado de los trabajadores cubanos, proporciona el único suelo favorable para tales iniciativas, libre de la explotación de los bancos capitalistas, franquisiadores y abastecedores.

Por otra parte, por la velocidad de su recuperación económica, Cuba necesita urgentemente inversión de capital. Su asociación económica con Venezuela otorga un inspirado ejemplo de solidaridad sin explotación, pero como las cosas están en su lugar, la mayoría del potencial externo en inversiones es capitalista en su naturaleza. Los inversionistas capitalistas en Cuba están atrapados en la aventura conjunta que les concede poca libertad de acción. Incluso, su actividad alienta algunos administradores locales, tecnócratas y cubanos con ahorros substanciales a mirar su propio futuro y el de su país en términos de capitalismo, y no de desarrollo socialista. En debatir y contrarrestar esta tendencia, el pueblo cubano necesitara utilizar energéticamente sus organizaciones populares y democráticas.

Tres Principios para Sobrevivir

En Diciembre 2005, Pérez Roque, propuso tres principios como guía de la lucha por la sobre vivencia de la revolución:

  1. Los líderes deben continuar en la práctica de “un estilo de vida austero”. Sus familias “deben vivir de una manera no diferente a la del pueblo”.
     
  2. El respaldo del pueblo debe ser mantenido “no sobre las bases del consumo material, sino sobre la base de las ideas y convicciones”.
     
  3. “Finalmente, la pregunta decisiva es: ¿Quién recibe el ingreso, las mayorías, el pueblo o la minoría oligárquica, las transnacionales, los pro-yanquis? – ¿Quiénes son los dueños de la propiedad, las mayorías, o los corruptos minoritarios que sirven a los intereses del único policía del mundo que puede garantizar sus privilegios en Cuba –imperialismo Yanqui?”

A esto debe adicionarse la promesa de Fidel del mes anterior; “Esta nación tendrá a cada ciudadano viviendo fundamentalmente de su trabajo y de sus ingresos de pensionados o jubilados, sin tener que confiar en actividades marginales. Esta es una valiosa meta, inclusive mas que lo que ofrece la acaudalada Canadá a sus ciudadanos.

Al mismo tiempo Cuba debe confrontar al gobierno de los Estados Unidos convencido que la enfermedad de Fidel le da el tiempo propicio para ejecutar sus planes de desestabilización para el cambio de régimen y la conquista.

Dada la evidente fortaleza de la revolución, hay muchos llamados en los Estados Unidos a Washington por un cambio de actitud o un curso más flexible. Pero en pasadas décadas cada uno de estos esfuerzos se han estrellado contra los gobernantes unificados en la determinación de derrocar al gobierno cubano.

Washington ha construido una burocracia masiva para estos propósitos. Incluso nombro su “Cuban proconsul-in-waiting” (procónsul cubano -en espera):”coordinador en transición”, Mister Caleb McCarry. Un asesor especial en Cuba y Venezuela reporta directamente al presidente – una distinción exclusiva acordada solo para Irán y Corea del Norte; Cinco grupos inter-agencias coordinados por la campaña subversión cubana.

Este formidable aparato ahora tiene que probar su validez lanzando provocaciones contra el gobierno cubano y gente que puede alimentar una orquestada protesta en la prensa acerca de “Los Derechos humanos”.

Cuba Está Firme

Frente a estas amenazas, el 2 de diciembre de 2006, Raúl Castro, saludo la unidad del pueblo cubano, sus Fuerzas Armadas Revolucionarias y al Partido Comunista Cubano. Esta unidad, -dijo- es “nuestra mas grande arma estratégica, que ha hecho posible a esta pequeña isla resistir y vencer muchas agresiones del Imperialismo y sus aliados.

Esta unidad otorga bases al trabajo internacionalista del pueblo cubano y es razón de los hechos heroicos de sus hijos en otros países alrededor del mundo, siguiendo las enseñanzas de Marti: “La Patria es Humanidad”.

El mensaje de la Habana es claro. ¡Cuba está Firme! Decenas de millones de trabajadores alrededor del mundo encuentran inspiración en este país que a pesar de todos los obstáculos, ha demostrado que “otro mundo es posible.”